Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

lunes, diciembre 1

Dos presos

Tele 5 y Cuatro eligieron a dos presos de Alhaurín de la Torre para atraer a la audiencia en la noche del viernes. El presidiario de Tele 5 apretó el cilicio: estaba allí por dinero, cumple pena por delitos urbanísticos y no (aún) por saquear la caja y fue un marido de bragueta fácil. No se le echó a las rodillas al presentador para que le azotara en el culo de milagro. Además, los 360.000 euros que cobró de la televisión los puso a disposición del juez. O sea que aún le va a caer una buena por soborno. En Cuatro, Callejeros contó el último día de un hombre en libertad. Hace siete años atropelló a un niño. Dijo que entendía la cárcel, “pero cuando ocurrió todo, no ahora”. Estuvo enganchado a la droga y salió hace tiempo. Buscó trabajo, se casó y tiene dos hijos. Lo contaba mientras la mujer le hacía la maleta. “El chavalín pequeño”, y de pronto se le quebró la voz, “quería venirse conmigo”. En la puerta de la cárcel fumó un cigarro (“vamos allá”) y se abrazó a su mujer (“Sé fuerte que yo te espero”, dijo ella). Él desapareció entre dos guardias con la bolsa al hombro y ella dio unos pasos, pero luego echó a correr hacia la verja: “¡Gordo, te quiero!”. Fueron dos maneras muy sutiles de entender el periodismo. Tele 5 eligió una millonaria penitencia. Cuatro prefirió la vida en crudo, sin cirugía: pura reinserción.

4 comentarios:

SPQR dijo...

Voy a tener que engancharme a Callejeros. Mi mujer, mis hijas, mis amigos; ahora usted. Como usted con los Soprano (¿o era broma?), aún soy virgen. En una cena de amigos asistí a un intercambio de opiniones –yo hacía de juez de silla-, respecto a si los niños-adolescentes deberían ver el programa.

jano dijo...

Con los barrotes en común, son la cara y la cruz de la vida:

El de tele 5 tendría que pasarse el resto de sus dias entre rejas,encima le pagan por reirse de los españoles en la tele.

El de cuatro paga una cuenta de un pasado ya prescrito,ahora que se ha reinsertado, vuelve al pozo...

Son ambos, errores de nuestro sistema.

M. dijo...

Callejeros es un programa excelente, SPQR querido, también para los niños. Si además se zapea con La Noria, entonces la noche adquiere una magnitud histórica. Pruébelo.

PD: Los Soprano llegan en Navidad. Todas sus temporadas juntas, como en un chute interminable. Espero que no duela.

Portorosa dijo...

El chavalín pequeño”, y de pronto se le quebró la voz, “quería venirse conmigo”.

¡Joder, qué cosa más triste!