Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

miércoles, noviembre 19

Jamás hombre más nacido para el placer fue al dolor más derecho

"(...) Vivió libre e indomable. Y durante su corta pero intensa y deslavazada vida, Sawa tan sólo fue decidido militante del partido de la belleza, al que se entregó en cuerpo (colosal) y alma (a menudo torturada). No comulgó con las ruedas de molino de la ortodoxia cultural, ni doblegó su hercúlea cabeza ante ningún amo de la política ni de la literatura. Pasó por el seminario, pero acabó echando pestes de los curas. Víctor Hugo le besó en la frente y él no se lavó durante días. Luego, Zola le hechizó con su prosa natural y naturalista, y Sawa le correspondió con novelas descarnadas, viscerales, en todos los sentidos de la palabra. Vivió y bebió a conciencia la noche parisina, haciéndose unas risas, unos versos y unas absentas con Verlaine, con Manuel Machado, con Rubén Darío (...)"

Un bohemio a todas luces
Manuel de la Fuente (Abc, 19-11-08)

4 comentarios:

anita dijo...

Ay románticos del XIX!!!, mejor un poquito canallas, entre humos, absentas, mujeres y efebos.

" Nada me retuvo. Me liberé y fui.
Hacia placeres que estaban
tanto en la realidad como en mi ser,
a través de la noche iluminada.
Y bebí un vino fuerte, como
sólo los audaces beben el placer."

M. dijo...

La canallería: mete uno la mano en la chistera de la vida sin saber qué endiablado conejo va a salir de allí. Sawa, por cojones, tenía que oler mal: eso sólo se le perdona al bello Rimbaud. Prefiere uno llevar la chistera en la cabeza, como si le fueran a dar de un momento a otro la Orden del Imperio Británico. ¿La absenta, el humo, las mujeres? ¡Que vayan ellos!

Anónimo dijo...

Mmmmmm....Tal cómo va este blog...dice Ud.,le veo como esos románticos que se vuelan los sesos, eso sí, con chistera y perfumado.

M. dijo...

No, no: a mí no me interesa la literatura.