Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

martes, junio 24

"¡Venga, hombre!"


UN GUIÓN IMPOSIBLE
Por insólito que resulte, España ganó en los penaltis a Italia después de dominar y tener más ocasiones. Los 'achurros' lo estaban flipando. La cámara se paseaba por la grada 'macarroni' y devolvía imágenes pavorosas. Se habían dado dos fenómenos que pasan cada quinientos años, y se habían dado a la vez, en apenas siete minutos: España pasa de cuartos después de jugar mejor que su rival y tener más ocasiones, y lo hace por penaltis, e Italia pierde un partido que mereció perder, y lo hace además a los penaltis. España siempre la toca muy bien en los partidos trascendentales, y suele perderlos por detalles estúpidos, normalmente bochornosos, relacionados con el árbitro o el destino. El guión se cumplía hasta que en los penaltis, a punto de caer eliminada por la patada al aire de un delantero que cae de culo en el área o una parada de Casillas que dirige el balón al palo y entra después de golpearle la cabeza, a España se le dio por meter, salvo Nurio, todos sus penaltis con eficacia germana.

DONADONI O EL ARDOR
En partidos igualados, los detalles mandan. No le pedíamos nada a Aragonés, salvo que no se encharcase los sobacos. Tiene casi setenta años y a esa edad lo único que se le exige a una persona es higiene. Apareció en chándal y afeitado, así que ya fue bastante. En el banquillo de la bella Italia Donadoni pisoteaba la Historia (pisoteaba, efectivamente, el cliché). Por momentos parecía el Rijkaard que se presentó en Old Trafford con cara de "quién me mandaría a mí fumarme el último porro". Despeinado, con la mirada turbia, la camiseta por fuera y una chaqueta arrugada, Rijkaard y su barba de seis días ejemplificaron la derrota del Barça. Donadoni le cogió la matrícula y alborotó sus rizos, se paseó por la banda con una perilla muy sucia, de contrabandista venido a menos, y el escudo de su chaqueta era grotescamente grande, como si se la hubieran vendido en la feria. En lugar de a una Eurocopa Donadoni parecía haber ido a un after. Vuelve, dice la prensa italiana, la estirada senectud de Lippi y su celebrada austeridad.

EL REY DE ESPAÑA
En el palco estaba sentado el Rey. No disimuló sus afectos: iba con España. Con los penaltis se levantaba graciosamente con el puño apretado y en los descansos se levantaba para ir al baño o estirar las piernas. Lo hizo con cuidado, porque un tropezón a esas alturas es mortal. Imaginen a los jugadores rodeando a Aragonés antes de los penaltis y al Rey llegando en picado, con un escolta agarrándole el tobillo. Curiosamente, en los bares se celebra con entusiasmo y descacharrante alegría las apariciones del Rey en la tele. No así las ventanitas de Colón, ni las fulgurantes apariciones de Camacho, con ese grito final, consumada la victoria, tan español, tan Poli Rincón, que suponemos con la coreografía de un estupendo corte de manga: "¡Venga hombre!". El "a mamarla" de Pepe Sancho versión sobacos.

7 comentarios:

Mabalot dijo...

Sí, a mí también me está flipando esta Eurocopa, y eso antes de que España se empalmara (con perdón).

Ser europeos era esto; aprender a ganar a Italia a penaltis y quedarnos tan anchos.

Anónimo dijo...

Y mañana tocan los rusos. Usted qué es como el "sabio de Hortaleza" en el periodismo deportivo, que para eso ambos dos nacieron recios y peleones, ¿cómo cree que quedará el partido?. Ya les hemos ganado una vez en una final, pero eso fue en tiempos de Franco. Se ha hecho la transición política e incluso la económica, aunque ahora bien es cierto estamos en horas bajas. Pero todavía queda otra pendiente, creo yo, que es la volver a ser campeones de fútbol continentales (lo del Mundial para después) pero esta vez en democracia. ¿Usted cree estimado Jabois que ahora sí; que esta vez va en serio y lo vamos a conseguir? Su opinión, como casi todas las que emite, me merece mucho respeto y credibilidad. Atrévase con el pronóstico.Le prometo que aunque se equivoque no habrá cachondeito. Palabrita.

PD: perdone mi tardanza en venir por aquí pero últimamente he estado bastante liado con una "batalla" que estoy librando por esos lares. Si tienes curiosidad mírese www.breaseixo.wordpress.com

Es un asunto muy local pero a mí me encantan los que, aparentemente, siempre son perdedores. Y ya sabe, soy como los "pit bull" que cuando trinco carnaza no suelto la presa.

Suyo, E.

Anónimo dijo...

El último anónimo soy yo. No sé que me pasa pero ¿por qué me lío tanto con los ordenadores?.

Anónimo dijo...

Sooooooooy Eraaaaaaaasssssssssssssssmo, ¡cojones!

M. dijo...

Voy a dar dos pronósticos, con vuestro permiso, aunque espero no acertar porque paso de meter pasta en la porra del periódico:

España 2 Rusia 4

España 1 Rusia 0

Hala.

poo dijo...

Don dueño del blog, su pronósticio fue aproximado, pero no ha acertado, siga participando.
Ayer salí de trabajar a las 10.20 de la noche y era una maraqvilla andar por la calle, no había nadie, hoy ya no hay partido y ya se jodió, habrá gente paseando, niños gritando, perros ladrando...

Portorosa dijo...

Ya te he dicho alguna vez que no me gusta el fútbol, pero esto,

e Italia pierde un partido que mereció perder, y lo hace además a los penaltis.

me molo que te cagas.

Un abrazo.