Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

miércoles, mayo 14

Chufa

El horror, con ser tan antiguo como la palabra, lo inauguró como fenómeno de masas Marlon Brando con la cabeza afeitada como un huevo y recostado, gigante, en el corazón de las tinieblas. Ha vuelto ahora María Teresa Fernández de la Vega "horrorizada", según sus palabras, por la supuesta engañifa de un empresario valenciano de chufas que la hizo posar con sus tres mujeres y algunos de sus dieciocho hijos. La vicepresidenta del Gobierno estaba en Níger, catando civilizaciones y volvió espantada: la poligamia allí es una tradición enmarcada en la felices costumbres africanas con las que Occidente busca emparentar a propuesta (¡hostia!) de Zapatero, y las empleadas de este empresario valenciano cobran al cambio un euro y medio por cada saco de 80 kilos de chufas, en severo protocolo económico. El horror adopta a veces rígidas formas amorales que son repudiadas con asco y vergüenza, como el caso de María Teresa Fernández de la Vega. Esa foto puede acabar en la mesilla de noche de una casa de medio pelo y, sin un pie aclarativo, ser presentada como la de la tierna familia de un empresario casado con cuatro mujeres: tres recolectoras de chufas y una vicepresidenta del Gobierno español. Sólo De la Vega sabe ahora en cuántas fotos posó con empresarios españoles que tienen dos, tres y hasta seis mujeres, a veces con la sumisa venia de las mismas (aprovechándose del estatus y de los caprichos de una vida bañada en euros) y a veces simplemente engañadas. A menudo hay que hacer hincapié en esas tétricas similitudes, aún sin ser lo mismo y sin yo querer compararlo abiertamente. Donde en Níger es tradición en España es hipocresía. En el atrasado país africano el señor posa con naturalidad (¡y tanto!) en una escena que ninguna de nuestras grandes fortunas nacionales, untadas en respetabilidad, podrían repetir nunca para que no los tomen por algo muy parecido a un medieval mercader de chufas. Aunque de alguna forma, lejanamente, lo sean.

8 comentarios:

Riforfo Rex dijo...

¡Qué bueno hubiera sido que se hubiera escandalizado por el euro y medio ese que cobran por cada saco (ignoro cuánto se tarda en llenar un saco de 80 kilos de chufas) más que por el asunto de la bigamia. No sé, seré un pervertido, pero a mí me parece más grave.

Diarios de Rayuela dijo...

¿Cuál era el horror? No acabo de tenerlo claro. No sé si la "vice" se refería a la poligamia, al lapsus protocolario que permitió la imagen, a las chufas o al curso alto del Congo, donde Kurtz sí que vió el verdadero horror, el que confirma que no hay buenos salvajes -querido Rousseau, querida doña Teresa-, que en ciertas condiciones exudamos lo peor que nos habita y que antes de aliarse con ninguna supuesta civilización, conviene que efectivamente sea tal: una civilización, y no un hatajo de costumbres.
Un abrazo.

pedro dijo...

Artículo sencillamente memorable. Un monumento a la hipocresía y a la necedad del protocolo.

Nacho dijo...

Sencillamente memorable? en fin, pensé que los comentarios eran una vía de debate, y no para echarle flores al periodista.


Tienes artículos mejores m. Acabo de descubrir tu blog, y creo que me va a resultar interesante.

A ver con que tema nos sorprendes...

M. dijo...

El horror de la vicepresidenta, Diarios, se remitía a la alianza: ¿alianza con qué, debió de pensar: con la ablación del clítoris, el apedreamiento de adùlteras, el ahorcamiento de homosexuales? La poligamia, debe saberlo ya De la Vega, es de lo más soft: un pecado venial. Que no se horrorice tanto, no vaya a ser que la próxima vez pose en una lapidación pensando que es un juego típico del país.

Dos cosas:

1) Ayer en Cancún alguien buscaba en Google "putas de trece años". Pasó por aquí, pero ojalá haya dado con la web de su hija, que Dios me perdone.

2) De Sinatra olvidé enlazar su mejor canción. Como buena leyenda, la mejoró muerto. Suban el volumen, disfrútenla y no se pierdan el último segundo: menudo regalito para el Día de la Madre.

M. dijo...

Perdón: saludos y gracias Riforfo, Pedro y Nacho.

Nacho: sólo se admiten flores, cortejos y piropos sonrojantes. Los debates, en el Parlamento.

Nacho dijo...

Bien, m. tendrás cortejos y piropos, que veo que algo entiendes....

M. dijo...

Joder, la canción de Sinatra:

http://www.youtube.com/watch?v=Q5uKa1bDtsk