Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

domingo, mayo 25

Dame algo

Como estamos en fechas de Hacienda, la Iglesia ya está metida de lleno en su tradicional campaña petitoria. Marque usted la X en nuestra casilla y Dios se lo tendrá en cuenta cuando llegue el Juicio: las diez de últimas, que dijo el otro día Vicent. No deja de ser curioso que las más extrañas movilizaciones de la Iglesia, sea mediante comunicados o ruedas de prensa, tengan que ver con la política y el dinero: los ingredientes que la han sazonado desde que Pedro, sobre una piedra, cimentó la superchería. No verán una iniciativa pública para difundir el sexto mandamiento, una campaña nacional para prevenir los siete pecados capitales o, más humildemente, pedirle al pueblo que arroje sus conciencias al confesionario y coma, de una vez por todas, la santa hostia. Aquí se trata de salir a la calle a exigir familias numerosas y luego, cuando uno está hasta arriba de deudas, pasar la cesta. Si para eso hace falta dar lástima, no hay escrúpulos. Esta semana el obispo de Alcalá de Henares se destapaba con una confesión tenebrosa: “Somos mileuristas” (“Somos los conguitos”, entendí yo). No dijo nada del jefe, que era hijo de un carpintero y pasó la vida entre putas y pescadores sin sacar la cestilla después de los milagros. Simplemente dejó ahí el dato por si alguien, a la hora de declarar a Hacienda, se conmueve y piensa en ellos. Cualquier día los tenemos por la Leña dejando mecheros en las mesas: “No, mudo no: soy obispo”.

11 comentarios:

Riforfo Rex dijo...

Bueno, mileuristas con las casa pagada. Que ya es ser un poco más que mileuristas. Mil euros después de haber pagado la casa -¿agua y luz incluídas? - ya no son aquellos mil euros de que hablan los "mileuristas".
Por otra parte, del "jefe" ya se olvidaron ha mucho tiempo.
Muy acertado lo de que nunca hacen una rueda de prensa para reivindicar el "no matarás" y el "no levantarás falso testimonio" (no se podría comer financiando la radio que financian)

FinanzasLocales.com dijo...

Estimados colegas,

Os invito a leer sobre finanzas públicas locales.

www.finanzaslocales.com

El último post es sobre el ayuntamiento de Reus.

Equipo de FinanzasLocales.com

Versión08 dijo...

Te ha faltado un ''payo''. Dame argo, payo. De toda la vida!

Anónimo dijo...

Laicismo militante: la caza ha comenzado!!!
La rancia izquierdona española, la política y la mediática, la circense y la "intelectual", ciegos por su totalitarismo y vesania anticatólica, le quiere dar dos caminos a la Iglesia: o la cueva o la checa

E. dijo...

Lo que ha hecho la "rancia izquierdona española" que gobierna hoy por elección democrática de tus conciudadanos, querid@ ANÓNIMO, es lo siguiente:
1. Revisar un acuerdo de 1987 en el cual la antigua izquierdona cedió el 0.52% del IRPF de las personas QUE ASÍ LO DESEASEN a la Iglesia. Ahora este porcentaje asciende al 0.70%.
2. Ese acuerdo antes citado databa de 1978. Acordado antes de la firma de la Constitución.
3. Pedir a la Iglesia algo que se pide a todas las entidades subvencionadas por fondos con del IRPF: claridad en sus cuentas mediante memoria económica justificativa.
4.Hacer que la Iglesia pague el IVA en sus compras: algo que se pide desde la UE.

La Conferencia Episcopal declaró estar "moderadamente satisfecha" con dichos acuerdos.

Un saludo.
E.

Anónimo dijo...

Hola E, como bien dices el acuerdo entre el Estado español con la Santa Sede sobre asuntos económicos data del 3 de enero de 1979, tan sólo unos días después de la entrada en vigor de la Carta Magna, pero negociados y pactados durante todo el periodo preconstitucional.

Esto me plantea ciertas dudas e inquietudes, entre ellas:
1.-Siendo un concordato preconstitucional seria facil de tumbar juridicamente por el Psoe
2.-Bajo el mandato de Zapatero la Iglesia ha recibido más dinero que nunca, ni con Aznar, ni con Felipe González, ni con Adolfo Suárez, recibió tantos recursos económicos

(...)

En fin...creo que mientras la Iglesia pesca almas el Gobierno ZP quiso pescar votos con un enfrentamiento "teatral" con la Cupula de la Iglesia.

Al final lo que mayoritariamente trascedió fue el "teatrillo", cosa que anima y contenta a la "rancia izquierdona" y alienta el voto joven de la nueva tribu urbana de "ateos militantes"

"Chicos listos", sin duda.

Anónimo dijo...

Creo que la Iglesia, a pesar de estar recibiendo más fondos, ha creado un constante enfrentamiento con el gobierno actual. La familia, la política antiterrorista, el derecho a la vida (no eutanasia y no aborto-, la ley no se ha cambiado ni la cambió el PP cuando pudo pero parece que les gusta menos ahora),…

Me gustaría recordarle algunos de los comentarios publicados por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española en su nota de cara a las elecciones del 8-M.

1. Advertencias acerca de la moralidad de votar a unos y a otros, hablando de morales objetivas y de no confundir aconfesionalidad con desvinculación moral.

2. “Los católicos y los ciudadanos que quieran actuar responsablemente, …, han de valorar las distintas ofertas políticas, teniendo en cuenta el aprecio que cada partido, cada programa y cada dirigente otorga a la dimensión moral de la vida.”

3. Críticas a la legalidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo y avisos apocalípticos sobre la desestabilización de la sociedad si esto se permite.

Bien cierto es que después de tirar la piedra esconden la mano diciendo que no pedían el voto para nadie. ¿Quién empezó la guerra contra quien? ¿Quién hizo un teatrillo?

Desde mi punto de vista la actuación de la Iglesia ha sido infame e irrespetuosa con las personas que regimos nuestra vida por principios morales diferentes de los suyos. Hay ateos que no somos ni tan jóvenes ni tan militantes.

Un saludo.

E.

erasmo dijo...

No estoy en absoluto de acuerdo con su comentario estimado Jabois. Me parece imprudente, vulgar, e irreverente. Es más, me atrevería a decir que le ha faltado sensibilidad al escribirlo. Cosa extraña en usted, salvo que haya sido fruto de un momento de cabreo, que todos tenemos, o bien de los efluvios del etílico que a todos nos transforma en paganos. En este caso ándese con cuidado sr. Jabois porque algún día le puede ocurrir que se meta usted con Mahoma y ahí sí va a tener que atarse bien los machos. En cualquier caso, un comentario como el que usted ha escrito, puede que guste a su parroquia pero le resta, créame, autoridad para "tocar" estos temas con un mínimo de rigor intelectual.

Con vigencia desde el 1 de enero de 2007, en desarrollo de lo previsto en el articulo II del Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre asuntos económicos, de 3 de enero de 1979 (por tanto ya vigente la Constitución española y no como erróneamente se ha escrito aquí por otro contertulio), el Estado destinará al sostenimiento de la Iglesia Católica el 0,7% de la cuota íntegra del IRPF correspondiente a los contribuyentes que manifiesten su voluntad en tal sentido.

Según el acuerdo con el Estado, impulsado y acordado por la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega con la Iglesia española, la Iglesia percibirá únicamente para su sostenimiento la cantidad que resulte de la cantidad tributaria. Por tanto, desaparece el complemento presupuestario, es decir, la Iglesia deja de percibir cantidades con cargo al presupuesto general del Estado para su sostenimiento básico.

Sociológicamente, y le remito a las encuestas periódicas del CIS, los españoles se sienten (otra cosa es que practiquen) en una proporción del 79% católicos. Esto es una realidad que no se debe obviar. Otra cosa es cómo se plantean las cuestiones de financiación. En mi opinión, el hecho de que la Iglesia se deba autofinanciar con las aportaciones del IRPF es un método correcto, como también se lleva a cabo en otros países (Alemania o Italia, por poner algunos ejemplos).

Por otro lado, en el mismo acuerdo Iglesia-Estado, se contempla la renuncia a la exención del IVA en la adquisición de bienes inmuebles y a la no sujeción en la adquisición de objetos destinados al culto (como también erróneamente se escribió aquí por el mismo contertulio que cometió el error anterior).

De los 20 millones de contribuyentes que hay en España, unos 7 millones aproximadamente tachan la casilla a favor de las aportaciones a la Iglesia. Evidentemente, entre esta cifra no están el grueso de los pensionistas, ya que por sus bajas rentas no hacen la declaración (aunque son quizá el núcleo de los más practicantes por ser mayores y estar de vuelta de muchas cosas). Por tanto, la cifra de 7 millones de personas que contribuyen a la Iglesia no es ninguna tontería. Forma parte del ejercicio de la libertad religiosa y de conciencia que debe tener un país. ¿O no acepta usted esta libertad?

La Iglesia española, por otra parte,no se financia exclusivamente por las aportaciones del IRPF.Es más, las aportaciones del IRPF son una parte muy pequeña de su financiación total. La Iglesia tiene otros recursos que provienen mayoritariamente de sus fieles y que sirven para financiar y desarrollar proyectos humanitarios que el Estado no puede acometer. No sé si lo sabe, pero la Iglesia atiende "balance of sheet" a más de tres millones de personas en España que si no fuera así serían un problema para el Estado. Y, en muchos casos, sin cobrar ni un euro. Sucede que como esto no se pregona a los cuatro vientos porque la caridad si no es humilde no es caridad, no está en el subconsciente de las gentes y equivocadamente no existe esta ortopraxis para la mayoría.

No me sea usted escéptico respecto a estas cosas estimado Jabois porque ya sabe usted que el escéptico se siente demasiado grande para medir la vida respecto a las grandes cosas y acaba midiéndola respecto a las más pequeñas. "Nil admirari" se convierte en el lema de todos los nihilistas y acaba no siendo, en el sentido más completo y exacto, nada.

Parafraseando a Chesterton, si tuviera un solo sermón que predicar, ciertamente no lo terminaría honorablemente sin dar fe de lo que, por lo que sé, es la sal y el conservante de estas cosas. Se trata solo de una de las miles de cosas en la que he comprobado que la Iglesia Católica acierta, cuando el mundo entero tiende a equivocarse; y sin su testimonio creo que la gente habría olvidado casi por completo este secreto al mismo tiempo cuerdo y sutil...En pocas palabras, si tuviera un solo sermón que predicar, sería uno que incomodaría mucho a los feligreses, al llamar su atención sobre el reto permanente de la Iglesia.

Suyo, E.

Anónimo dijo...

Veritatis simplex oratio est (El lenguaje de la verdad es sencillo).

Estimado E., lo que dices es cierto.

Me voy a sincerar, yo me considero católico "a la carta", ya sabes... ni voy a misa, ni me cae bien Rouco (!), pero me gusta creer en que existe algo, y por motivos geoculturales y por su falta de radicalismo actual (salvo excepciones) me siento cómodo en esta opción.

Lo que observo es que los católicos de a pie, por lo general, son mas respetuosos con los que dicen no creer o los que además, y por coherencia, deciden apostatar. Sin embargo en muchos casos de estos últimos hay mucha agresividad y militancia por su opción.

Yo soy de carácter templado, que no tibio, y al igual que no me gusta imponer ideas religiosas ni criticar otras diferentes, no veo justo que se ataque gratuitamente a la Iglesia.

Un saludo

Tan leve... dijo...

"Marque usted la X en nuestra casilla y Dios se lo tendrá en cuenta cuando llegue el Juicio"

Es genial :D

Sir John More dijo...

No, no, no, no estoy de acuerdo. El que inició el negocio no fue San Pedro. De ninguna de las formas. El capo primero fue San Pablo, sin ninguna duda, el tío más listo que ha disfrutado religión alguna. En cuanto a lo demás, claro, hagámosle la x a la Iglesia, por dios...