Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

viernes, abril 25

Mentirosos o barcelonistas


El buenismo, en su calurosa vertiente hipócrita (quiere decirse en su peor vertiente), se ha instalado como una áspera bacteria en el madridismo institucional, oséase la respetable oficialidad blanca hinchada de autoridad. Que quieren que el Barcelona, dicen, gane la Champions. Y si ellos no pueden ganar la Liga, pues por lo menos que la gane el Barça, les faltó añadir. Ramón Calderón, en su impostada faceta moderada que perderá el peor día tirándose palco abajo para abrazarse con cualquiera, y Raúl González, reclamando la inclusión en el escudo del Madrid el perfil de su nariz como parte ya de la simbología nacional madridista. Los dos poniendo caras en la prensa: "Nosotros vamos con el Barcelona". Probablemente de todos los madridistas del mundo (no hablo de los ‘me gusta el fútbol, lo veo de vez en cuando y voy con el Madrid: ¿qué tal temporada está haciendo Chendo?’) sólo haya dos que deseen que el Barcelona gane la Champions: el presidente y su capitán. ¿Por qué? Por buen rollito, lo que es una torpeza porque si hay que tener buen rollito con alguien es con el Manchester, por si cuela la oferta por Cristiano Ronaldo. Por quedar bien, no se sabe con quién: en Barcelona se ríen de ellos ("Raúl también es culé") y en Madrid los señalan ("tontos y apaleados"). Luego está el asunto de la mentira, que ni se puede decir piadosa: ¿alguien se imagina a Calderón saltando con un gol -cuando marcan, que parece que les cuesta- del Barça? ¿Y a Laporta abrazándose con su mujer cuando golea Van Nistelrooy? ¿No se dan cuenta de que una temporada sin títulos del Barcelona suena a gloria si tampoco gana el Madrid, y que la Liga del Madrid se va a celebrar de muy mala manera si tienen los culés pendientes la final de la Champions? Señorío, dirán Raúl y Calderón inclinando la cabeza al paso de las mocitas madrileñas. Señorío (¡falso, encima!) con el Barcelona, pero no con la afición.

5 comentarios:

Luis Antonio dijo...

Soy "culé" moderado y estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Sobra hipocresía. Me gusta tu blog. Recibe un cordial saludo de un turolense afincado en Barcelona

iris dijo...

Mezclar deporte con marketing non che é nada bo, pero hoxe en día o que prevalece é a imaxe mediática por riba do xogo.
Máis que clubs de fútbol sonche empresas de publicidade cuns ingresos esaxerados.

Un saúdo e que conste que sonche cule, jeje

conde-duque dijo...

Voy a gritar los goles de Cristiano Ronaldo como un descosido; además, me cae muy bien el Manchester, sobre todo desde aquel taconazo legendario de Redondo para el 0-3.
Aparte de mentirosos, Raúl y Calderón son unos gilipollas, simplemente.

M. dijo...

Joder, menos mal que apareció el Conde: se me estaba llenando la casa de culés!

:)

Sísar dijo...

Si estuviese Mendoza iban a ver como botaba con la afición madridista ;-)