Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

jueves, septiembre 27

Movida

En Sanxenxo, nos anos dourados do socialista José Luis Rodríguez, a movida acababa cando o alcalde se presentaba coa Policía nas discotecas. Acababa ou empezaba, porque aquilo era un espectáculo. O da movida é un deses debates recorrentes que levan nos titulares desde sempre. Agora Sanxenxo logrou unha certa paz, poñendo os bares ao carón da chalana de Amancio Ortega. O resultado: (máis) elitismo, pero merece a pena dar un paseo por alí ao ano a observar a fauna. En Pontevedra, namentres, hai unha plataforma pola movida sana (sic) que busca non un lugar para o botellón, senón a súa erradicación absoluta: cen séculos despois. O goberno local de Fernández Lores, nesa eterna polémica sen destino, fixo unha enquisa entre uns cantos mozos privilexiados para ver onde queren o botellón. Descoñécese se só para eles, nunha especie de sala VIP subvencionada nalgún lugar da zona vella, ou para a xeneralidade. O asunto xa non é cousa de ruídos, senón da saúde dos rapaces, avisan os veciños: comas etílicos, mesmo pastillas. Pero o que está en xogo é o descanso veciñal: en Pontevedra e no mundo enteiro. Por iso convén botarlle o ollo a Sanxenxo, paraíso turístico por excelencia e destino universal. Non só os bares están afastados dos pisos, senón que ás oito da mañá en punto empezan as grúas e os trades a súa sonata de agosto no centro da vila, para irse despexando un pouco. Unha marabilla.

7 comentarios:

Mabalot dijo...

Un saúdo, Manuel. Unha maravilla sí, o que leo aquí sempre. "En Pontevedra e no mundo enteiro."

Por cierto, y perdona que cambie de tema: qué te parece el nuevo periódico ese; Público, que suena a cosa gubernamental. Lo Público es del estado, ¿No? Me parece mal nombre.

Y definirse ideológicamente, no sé... yo pensaba que el periodismo era tocar las pelotas a todos, sin distinción de lados, al menos esa debiera ser la intención, y no buenas a primera soltarnos que es un periódico de izquuierdas.

(A Nosa terra, por ejemplo, no es un periódico, bueno, es un semanario, pero más que nada es un panfleto; lo mismo La Razón) Joder,es que solo se hacen panfletos y se presume de ello...

Bueno, perdón por el rollo, no pensaba. Tu eres el que sabe y el que oye. A ver qué piensas.

M. dijo...

Mabalot: "diario progresista, de izquierdas, popular, democrático radical, pero respetuoso". Muchas etiquetas para un periódico. Lo curioso es que... no tienen editoriales. O sea, que esas etiquetas hay que irlas descifrando por ahí, en los titulares, en la orientaciòn sibilina de las cosas. Donde más se ven, sin embargo, es en el álbum de cromos de las páginas centrales de primer número: la plantilla al completo, demócrata radical.

No sé. Lo he visto y lo he celebrado, porque un periódico nuevo es una buena noticia: más oferta. Me confieso lector de periódicos. Muchas veces es lo único que leo, pero todos los días: sin descanso. Quizás por eso Público me ha decepcionado un poco. Demasiado diseño: demasiado bonito. Yo soy lector de ladrillos: ladrillos bien escritos, claro, con chicha. Son manías. A muchos otros les gusta ese periódico saltón que llaman "juvenil". A lo mejor es que soy viejo. De hecho, como lector de periódicos soy viejísimo: aprendí a leer con ellos.

De su primer número lo único que me satisfizo plenamente fue la entrevista a Raúl. Con eso casi lo digo todo. Pero mentiría si no dijese que disfruté con el repaso a la plantilla en las páginas centrales. Desde luego, es un periódico "chanchi". Gente muy joven y "chanchi". Un nick que adoro y que escribía en el blog de Arcadi, con una divertidísima obsesión por Milikito, lo clavó: pasaron todos por el jefe de vestuario de Globomedia. De hecho, Público debe ser el periódico que hacían en Periodistas. Pepón, Coronado, la Rueda: son ellos. Desenfadados, aún jóvenes, preciosos.

Claro que, bien mirado, si quieren doblarme el sueldo y llevarme con ellos no me importaría mucho volver a ponerme el pirsin. Más allá de este crudo escepticismo, aún conservo un cierto encanto inocente y traviesín imprescindible para ponerme a las órdenes de Milikito.

PD: Te leo con devoción, con admiración y con envidia, como siempre, y si no te escribo es porque sólo me salen mamadas. Yo las mamadas las agradezco, pero darlas muy seguidas me da un poco de apuro. De todos modos, en alguna visita te la volveré a refrescar un poco, no vaya a ser que se te seque.

breogain dijo...

con permiso, eu sigo a pensar que a movida do botellón e dos pub's de Pontevedra ben se poderia trasladar a un centro de ocio parecido ao Centro Comercial A Barca, un lugar de cines, pubs, discotecas, burguers e logo unha zona coma o aparcamento ben dotado de colectores de lixo, sanitarios e demais para face-lo botellón, conectado có centro cunha liña de bus, é unha opinión persoal, non penso que con iso o que acadáramos fora un ghetto e un lugar onde mandar a toda a xente xove, a min particularmente como persoa duns 30 anos non me importaria unha zona de ocio asi, como supoño hai nas grandes capitais.

Un saúdo e parabén polo blogue, pásome de cando en vez.

Mabalot dijo...

Estoy atento a Rafael Reig, que no es tonto ni parece mala gente, y en su blog da caña a quien haga falta. Ya veremos, porque en el blog de uno estamos a las ordenes de don ombligo, pero en el curro a ver qué hace.

Otro a destacar en Público, qué chulada de nomçbre, es Orejudo. Me interesa Orejudo, aunque con ese apellido lo tiene crudo.

El que se ha cagado un artículo de matarlo es Isaac Rosa hoy. El pan sube y nos jode psicologicamente, concluye, el tío. Como nadie come pan, sube y el valor de la subida es simbólico. Sube el pan y vamos al psicólogo. No está mal. Él como será vegetariano, se cree que todos comemos hierba. Pijo y progre y con los pies en el planeta marte. baja a tierra y come pan; MOJA en la SALSA, como Jabois, como un servidor. Seguro que los obreros con los que come cada día Isaac están consternados por el valor psicológico de la subida del pan.

En fin, soñaré con el señor Rosa.

M. dijo...

Te dejo, Mabalot, con las palabras de mi admirado Montano (Atleta en mis enlaces):

PÚBLICO: DISECCIÓN A VUELAPLUMA

"O a vuelabisturí, que diría Dragó (no, él diría más bien "a vuelaestoque"; una expresión que detesto particularmente es "a vuelamicrófono"). La parte periodística la dejo un poco de lado y me centro en la opinión. Y con eso ya he concedido algo importante: que en Público va a haber periodismo. Comento sólo dos aspectos. El recuadrito de la parte superior izquierda de la portada (que es, de hecho, espacialmente, *lo primero* del periódico en toda su historia): "Ultima junta de accionistas. PIZARRO SE IRÁ DE ENDESA CON LOS BOLSILLOS LLENOS. Cobrará más de 13 millones de €." Ya puestos, podrían informarnos también de cuánto se va a *embolsillar* Milikito: en general digo, vamos. Lo otro que llama la atención es que la sección de Deportes es justo la última y va al revés, incluida la contraportada, que viene a ser la portada de un Marca invertido: la penúltimas páginas se dedican al fútbol, y luego van apareciendo los demás deportes: ciclismo en las antepenúltimas, etc. Esto se combina con las recientes promociones de La Sexta: "La cadena del deporte", se autoanuncia. Parece que la, así llamada, Izquierda ha decidido repartirse el trabajo, tales policía bueno y policía malo: el Gobierno dará el pan, y La Sexta el circo.

En lo que a Opinión se refiere, sólo hay un articulista prometedor: Antonio Orejudo. Su sección se titula "¿Soy yo o es la gente?" y empieza con una franqueza vocal pérez-reverteriana, con un "estoy hasta los huevos y todo". Pero promete. El hombre se define así: "Me voy convirtiendo en una solterona británica; todo me parece mal y cada vez me molestan más las costumbres de mis contemporáneos". Como es el mejor y no parece sectario, me temo que durará poco en el periódico.

A continuación en el ránking vienen Espido Freire y Lorenzo Silva: los dos cumplen, sin más. Nunca han sido articulistas brillantes, pero sí cumplidores. Son ese tipo de escritores de "perfil bajo" que navegan por el mercado con dignidad, pero sin jugarse nunca las habichuelas. Van a la literatura como podrían ir a la oficina. Jamás darán un pisotón que vaya a costarles dienro. Están hecho para durar (en el mercado). Aunque parezca paradójico, no dejo de admirar esa actitud: creo que tiene mucho mérito y que, en fin de cuentas, es saludable. Y es un ejemplo de civilización (como el que ofrecían los fenicios).

El resto ya es directamente pozo y mediocridad, cuando no inmundicia, como la de Sádaba. Miren qué estupendidad suelta el Punset de la Filosofía: "Uno se hace la ilusion de que tal vez la palabra tenga eco o, por lo menos, moleste; que no es poco en una situación como la actual". Pero hombre, qué me cuentas: la única ocasión biográfica que se te ha presentado para *molestar* (realmente digo, no retóricamente) era la lucha contra el euskonazismo... y lo que has hecho ha sido más bien aliarte con él, o al menos dejarlo pasar, justo para que no te molestasen demasiado. Eso es lo que se llama "ventrolocuísmo moral". Sádaba: el José Luis Moreno de la Filosofía. (O quizá la Maricarmen y sus Muñecos.)

El director suelta un articulillo muy flojo. Dice al final algo reseñable: "...ese titular con el que nos hubiese encantado abrir el primer número de Público: ETA abandona las armas". Fíjense en el matiz (¡el típico matiz!): es ETA la que (¡medematxaguianamente!) deja las armas, en un rapto acordeonístico y vascamente pelotesco. No es el Estado de Derecho al que derrota a ETA y encarcela a los asesinos. (Algún día, me parece, veremos a Josu Ternera soltando graciosidades en alguna teleserie junto a Milikito.)

En fin, lo demás es todo bastante flojito. Abunda la columnita breve y con poca sustancia, en plan periódico gratuito. Y tiene su rinconcito también El Gran Wyoming, ese genio que ha sabido combinar la Izquierda con el Trinaranjus"

Un abrazo.

M. dijo...

Hola Breo. Yo creo que el botellón está bien en Santa María, o donde los chavales quieran. Si no eso no es botellón ni es nada. ¿Un botellón teledirigido o patrocinado por el Concello? Qué va, qué va. ¡A monte, coño!

Saludos.

breogain dijo...

Home, eu penso que con isto o Concello non pensa en "teledirixir" o botellón, o único en tal caso controlalo un pouco, porque todos e todas sabemos dos desmadres que fai a xente, eu coma moitos practiqueino tamén, pero era dos poucos que ao rematar de toma-las copas cós amigos, recollíamos todo nunha bolsa do Froiz e ao colector de lixo...vamos, que entre que o Concello poida buscar un sitio máis axeitado e que a xente nova poña algo da súa parte, poderian reconducila situación e facela un pouco máis levadeira para todos

saúdos