Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

jueves, septiembre 13

Torcuato Ulloa, alma máter del Diario

"Otra cosa quiero advertir, muy digna de tenerse en cuenta hoy que la originalidad literaria escasea como el oro: veinte son los artículos [...] y todos ellos de una diversidad y una originalidad que encanta. Los he leído despacio, admirando la gracia y el donaire que en ninguno falta, y con todo eso, maravillándome más lo nuevo de la factura, que para nada recuerda el modo de hacer de escritores, con justicia o sin ella, tenidos por maestros en el género cómico. No; el autor de Arlequinada, no es gracioso, como tantas notabilidades de la prensa madrileña, en fuerza de ser incoherente". El párrafo lo firma Valle-Inclán al respecto del libro de su amigo (su mejor amigo en Pontevedra, proclamaría más tarde) Torcuato Ulloa, uno de los históricos articulistas de Diario de Pontevedra ("su alma y su vida durante muchos años", diría de él F. Portela Pérez en 1911). "A don Torcuato Ulloa, alma del Diario de Pontevedra", le escribió en una carta Ossorio y Gallardo.

Me lo regaló un madrileño (un gallego sentimental, diría yo). Paseando por Michelena, me dijo, encontré esto de un antepasado tuyo. El libro es Arlequinada, un conjunto de veinte artículos cómicos de Ulloa que publicó (bellamente) Ediciós do Castro en 2005: la edición, por cierto, de Xaquín del Valle-Inclán y Alfonso Mato. El libro original lo edita un viejo conocido de estas páginas y de esta ciudad: Amancio Landín, 1894. Con portada de Benigno L. Sanmartín y viñetas de Cilla, Mecachis, Sanmartín y González (en ambas ediciones). El libro que publica Ediciós do Castro reproduce la dedicatoria de Torcuato Ulloa a Valle, manuscrita: "Mi querido Vallecito", empieza. Curiosamente, fue Ulloa el primero en reseñar el primer libro de Valle-Inclán (cuya literatura, siguiendo el círculo, se estrenó con tres artículos en el Diario), que otro amigo (otro compañero: el imprescindible Ramón Rozas) me prestó hace ya unos meses y que todavía disfruto cerca. Por cierto, en ese libro brota una de mis grandes heroínas eróticas: la Niña Chole, que luego tendría amores con el marqués (la misma Niña Chole a la que pone cachonda la sangre en las Sonatas, y que se va directamente a follar tras el ataque de un tiburón).

Torcuato Ulloa relata aquello que ve de una manera excepcional y con una virtud sobresaliente: el sentido del humor. Ulloa comienza, ya en el prólogo, a avisar del funcionamiento de un diario:

"-Es preciso hacer enseguida una necrología de Rodríguez, el concejal, que acaba de fallecer.

-¿Y de qué murió?

-Qué sé yo. De cualquier cosa. Vamos, ande usted".

O esta, más enjundiosa.

"-Hay que mover un poco el periódico. Viene soso. A ver, escriba usted alguno de esos articulillos festivos que son los que ahora gustan al público.

-Pero, si yo...

-Vamos, hombre, vamos: si eso no vale nada... Cuatro tonterías... La cosa es hacer reír".

En el prólogo hay una frase de Valle que me llamó mucho la atención, y que luego repitiría Julio Camba, otro articulista de Diario de Pontevedra: "Ulloa es uno de los escritores más fáciles que he conocido", escribió Valle. "Qué quiere usted, yo soy un escritor fácil", dijo muchos años después Camba. Precisamente, antes de caer en la cuenta de la pretenciosidad del letrero, en homenaje le puse El escritor fácil al blog donde cuelgo estos artículos. La comparación era tan sencilla que a los pocos meses prescindí de lo fácil y me apunté a lo sucio. Algunos de los artículos de Ulloa, de los que no escribo para no estropearlos, son buenísimos.

6 comentarios:

conde-duque dijo...

Ya estaba tardando el artículo sobre don Torcuato, que una noche hizo de gogó en el Buddha Bar.
Me alegro de que te gustara...
PD: En mis links te has quedado con "El escritor fácil". Si quieres lo cambio.

Anónimo dijo...

El comentario iba con otro tema, pero para que se lea lo pongo en este. En referencia al asesinato de un chico de la isla esta semana quisiera apuntarle un par de cosas a don Manuel Jabois:
1. Dice usted que todos nos sentimos fascinados por la gente violenta, como uno de los personajes de Trainspotting y que nos despiertan simpatía... En fin, no haga extensibles a todo el universo y para todo el mundo sus apreciaciones y simpatías personales. Tal vez a usted le resulten simpáticos este tipo de engendros, a mí y a mucha más gente, de eso estoy seguro, me repugnan.
2. El problema es precisamente la gente que como usted admira y simpatiza con el chulo o el matón de turno. Son seres cobardes que van siempre a por los débiles. Además no suelen estar bien de la cabeza. Eso explica su comportamient vioelnto. Coincido co usted en que sienten poca autoestima hacia sí mismos y llaman la atención haciendo el animal...
3. Deje de predicarnos las cosas que va descubriendo en el mundo como si nos rebelara una visión divina. Si usted se dio cuenta ahora de que en el mundo suceden este tipo de barbaridades, algunos le llevamos veinte años de ventaja. Vamos, que no es usted el nos tiene que abrir los ojos, ya los teníamos bien abiertos y usted cerrados. Madure o un día le descubriremos diciéndonos que los niños no vienen de parís y que los reyes magos no existen.
5. Amplíe su círculo de amistades. El mundo tiene más personas que niños pijos, con papas ricos que van de malotes por la vida.

M. dijo...

Jeje, ya empezaba yo a echar de menos un poco de mambo. Veo que se ha leído muy bien el artículo y que lo ha entendido todo a la perfección. Es usted una persona muy sagaz. Le envidio. Y me ha parecido muy elegante verle teorizando sobre la cobardía desde el anonimato. Estoy dispuesto a ampliar mi círculo de amistades con una condición: que el primero sea usted.

Conde, no lo quites, por favor! Me gusta. El libro, aunque irregular, tiene cosas estupendas y algunas muy estupendas. Ay, Ulloa!: testigo mudo de nuestras pequeñas andanzas.

erasmo dijo...

Estimado Jabois, me parece muy interesante y oportuno que traiga a este blog la memoria de don Torcuato Ulloa. En efecto, su libro Arlequinada (1984)es una delicia por su sentido del humor. Fue un gran periodista de su época ya que además de escribir en el Diario, colaboró también en periódicos nacionales y fue el fundador de "El Noticiero Gallego" y de la revista "Galicia Cómica". Precisamente de esta última quería hablarle yo. ¿Existe algún archivo documental donde se pueda acceder a los números de esta publicación? Estoy interesado en conocer algunos aspectos del fino y literario humor gallego que se destilaba en el XIX y principios del XX.

Galicia siempre ha sido cuna de excelentes periodistas o, si lo prefiere, de escritores de periódicos. Ya sabe que soy un gran admirador de la buena pluma y en su tierra andan en este arte más que sobrados. Admiro, como usted bien conoce, a don Julio Camba, Alvaro Cunqueiro, Madariaga, Valle, Cela o Wenceslao Fernández por citar algunos nombres ilustres. Aunque no son los únicos, claro está. Pero a todos éstos, eso sí, les unía un sentido del humor especial, irónico,cáustico, flemático, vamos muy anglosajón que es el humor que más me encandila y place porque es el más parecido al gallego. Siempre he creido, y sigo creyendo, que el talento literario acaba saliendo al final a la luz, sin tener en cuenta edades ni orígenes de cuna ni geográficos.

Un apunte: no sabía que Julio Camba colaborase en "Diario de Pontevedra". Después de su etapa anarquista en Argentina, de donde fue expulsado, se marchó a Constantinopla (ya tiene coj...)iniciando así su carrera de corresponsal, primero en "La Correspondencia de España" y luego en el ABC, periódico en el que trabajó hasta su muerte. Pero lo del Diario lo desconocía. ¿Figuran en la hemeroteca del periódico sus artículos? ¿Son exclusivos o compartidos con los de ABC? Espero su respuesta con impaciencia.

Suyo, E.

erasmo dijo...

Acabo de reeleerme y he notado un fallo. He confundido, evidentemente, la fecha de publicación del libro de Ulloa, que fue en 1894, y no la fecha orwelliana que he puesto. Pido disculpas.

E.

M. dijo...

Mi querido Erasmo: ya echaba de menos sus comentarios. Antes de que se me olvide: Julio Camba escribió en el Diario creo que al volver de Argentina, y lo hizo poco tiempo, uno o dos años. No son los mismos que los de ABC, al menos hasta donde yo creo. Miraré eso que usted me dice de la Galicia Cómica y buscaré aquellos viejos artículos de Camba, si es posible. Sí tengo en casa un libro de él que regaló mi periódico hace algunos años, y desconozco si se trata de esos artículos o de otros. El libro de Ulloa me lo regaló este verano Conde-Duque, y es una edición bastante completa que contextualiza, incluso con artículos de la época (de Valle uno, como ya dije), la figura de Torcuato Ulloa.

Saludos, mi viejo amigo.