Me he trasladado! Redireccionando...

Deberías ser trasladado en unos segundos. De no ser así, visita http://www.manueljabois.com y actualiza tus enlaces, gracias.

lunes, marzo 16

Alto ahí

Nada más perder las elecciones Touriño marchó a Canarias a broncear los escaños. Desde hace años las derrotas en Galicia suelen acabar allí: no hay más que saludar a un camarero. Y aunque Touriño tenía el viaje previsto, el fracaso lo retrató lagarto en una tumbona fajándose con la protección. La imagen envuelve una metáfora. Durante la campaña a Touriño se le dibujó como al jeque marbellí cuyos criados paseaban en camello por las joyerías vaciando los mostradores en sacos y dejando propinas con las que empezar una vida nueva. Calló en su soberbia hasta cuando las zalamerías le comprometían. O Presidente tenía que haber aprendido algunas cosas de su antecesor, como poner freno al disparate con autoridad. Hace años entrevistó Dragó a Fraga y le dijo: «Usted convoca a numerosas mujeres en sus mítines que, más allá de la política, le ven como el gran macho, y ellas acuden como por una especie de llamada erótica que...». A lo que Fraga saltó: «¡Alto ahí, amigo!». A Touriño le faltó un «alto ahí» y lo rumia ahora. Pero fue presentado en las elecciones sobre un altar y bajo palio, como un santo de cera, y quizás ahí, en las Canarias, defendiéndose de un rival a su altura como el sol, supo que no le hubiera venido mal haberse defendido antes del PP.

3 comentarios:

satisgüera dijo...

Fraga siempre daba grandes respuestas en sus entrevistas así que ahí no es comparable con la excesiva tranquilidad de Touriño ante los medios. De hecho se extrañan las apariciones de don Manuel porque cada vez que habla el mundo se mueve. Sólo recuerdo a alguien con tan poca educación y con el tacto en el orto, el señor Cuíña a quien tuve que sufrir (y enfrentarme) en un par de ruedas de prensa en petit comité.
Touriño cual lagarto espanzurrado es una imagen poderosa, de esa que ciertos periódicos gustan de poner en primera página pero no olvidemos que la desidia y /o indiferencia hacia el vulgo es proporcional a los años que uno permanece en el poder. Hablamos del tema en 4 años.
Que tenga usted buena semana, hombre de imagen lamentable (Jabois dixit).

M. dijo...

Yo recuerdo una rueda de prensa en la que una periodista levantó la mano y dijo: "¿Podría hacerle una pregunta impertinente?". Fraga le dijo: "Puede usted hacer las preguntas que quiera, pero tenga presente que no son impertinentes las preguntas, sino las respuestas".

satisgüera dijo...

Ese gran axioma... de todas formas se ve que aquel día estaba de un humor excelente. Yo recuerdo las imágenes de la primera campaña electoral cuando grababan su mensaje en un plató y él de repente montó en cólera "¡PERO SEÑORITAAAAA QUIERE DEJAR DE MOVERSE!". A don Manuel le molestaba que estuviera haciendo un zoom y por lo tanto el objetivo se moviera, que no la cámara eh.
Saludos